PARTO CESAREA DE URGENCIA, MI EXPERIENCA

17:41

Hola Soletes! Hoy me gustaría hablaros de cómo fue mi parto. La verdad es que lo recuerdo con una tremenda pena y, a la vez, una inmensa alegría. 

Primero voy a contaros cómo me encontraba yo el día antes de dar a luz, y es que me encontraba, relativamente bien, salvo por las manos hinchadas y los pies hinchados, tan bien me encontraba que salí a caminar todos los días mis 4km en una horita para mejorar la circulación y que bajase la hinchazón de mis pies, esto lo hice sobre las 19:30 y a las 20:30 ya estaba en casa.

A las 20:30 me tumbe en el sofá a descansar y a acariciarme la barriguita, como solía hacer cuando estaba embarazada y, a las 0:00, después de cenar y verme una serie con mi chico, nos fuimos a dormir tan tranquilamente.

A las 4:00am noté un dolor fuerte pero muy corto y me quede paralizada en la cama, hasta que me di cuenta de que había roto aguas porque empecé a expulsar líquido. Me fui corriendo al baño y puede ver que el líquido llevaba algo de sangre, así que desperté a mi chico y le dije que teníamos que irnos al hospital. Me duché, tonta de mí, sin prisa alguna y para allá que nos fuimos, después incluso de recoger un poco la casa, y yo sangrando... madre mía!

A las 6:00am estábamos ya en el hospital (desde mi casa al hospital se tarda 25 minutos a esas horas, es decir, sin nadie. Me atendieron en seguida, me tomaron la tensión, que la tenia alta, imagino que por los nervios, y después me llevaron directamente al  paritorio, donde me exploraron y me dijeron que estaba de 1cm pero que ese día me pondría de parto. Esto sucedió a eso de las 7:00.

A los 20 minutos, le comenté a la matrona que si podía cambiarme los empapadores, porque notaba que los había calado enteros y fue cuando la matrona se dio cuenta de que algo no iba bien, me volvió a explorar y solo encontraba coágulos de sangre, así que salió corriendo a por el ginecólogo quien,a los 5 minutos apareció por la puerta y me volvió a explorar, esta vez metiéndome la mano hasta el higadillo e, inmediatamente, sacó a mi chico del paritorio y le comentó que me iban a hacer una cesárea de urgencia y, como si de una película de urgencias se tratase, atravesé las puertas con la camilla, corriendo sin descanso, con 17 personas sanitarias, médicos, enfermeras, anestesista... me preguntaron si tenía alguna alergia y ya no recuerdo nada más, me durmieron.

A las 7:50 nació mi hijo y estaba en los brazos de su padre, quien se enamoró perdidamente de su hijo y yo no pude verlo hasta 12 horas más tarde, porque tenía la tensión por las nubes y no conseguían estabilizarme, a pesar de la cantidad de medicinas que me dieron.

Fueron las 12 horas más largas de mi vida, las más amargas y las más tristes, todo el mundo le pudo ver antes que  yo y ninguna enfermera sabía decirme cómo estaba mi bebe, ni lo que midió ni lo que pesó.

Ya por fin, a pesar de no haberse regulado del todo mi tensión, con 15.9 me llevaron a planta y me pusieron a mi  bebe encima de mí, fue la mejor sensación de mi vida, el momento más bonito del mundo y lo recuerdo vagamente por la morfina, fue lo mejor que me ha pasado en la vida y es indescriptible el bienestar que me produjo tenerlo conmigo, bueno, en mi caso sí que lo fue, la tensión se estabilizó en el momento a 13.7.

Quizás los explique todo mejor en este vídeo:


Espero que os guste mucho.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Instagram